Para aplicaciones exigentes en las que se requiere la utilización de periféricos más complejos, la inclusión de sistemas operativos potentes y manteniendo un consumo contenido, utilizamos arquitecturas ARM más avanzados. Desde ARM9 con frecuencias de 200 a 450MHz, tanto de Atmel como Freescale, que tienen un bajo coste y permiten la inclusión de un SO Linux, hasta Cortex A8 con velocidades de hasta 1GHz de Freescale y TI.

Cortex A8/ARM9/11
Cortex A8/ARM9/11

Otro ejemplo es este iMX251 con conectividad Ethernet, varios puertos serie RS485, USB’s maestro y tres memorias NAND para almacenamiento redundante, todo ello en un espacio contenido.

Este diseño se realizó con un iMX253 a modo de SBC, con multiples periféricos como 4 USB’s, Ethernet, salida VGA y pantalla TFT, entrada y salida de audio…etc.